RESTAURANTES 

Casa Quimera, Una Joya Dentro De La Emblemática Colonia Roma

Con más de 50 años de historia, Casa Quimera se ha convertido en una opción multidisciplinaria para todos los gustos.

Casa Quimera, ubicada en el corazón de la colonia Roma, se ha convertido en uno de los lugares favoritos de jóvenes y adultos que buscan espacios diferentes y creativos para pasar ratos agradables con familia y amigos, pero ¿conoces la historia de esta emblemática casa?

Esta antigua construcción fue creada por los famosos arquitectos Lewis Lamm y Peláez, conocidos por sus trabajos arquitectónicos para las familias ricas de su época, a quienes les construían casas a las orillas de la ciudad de ese entonces, para mudarse del “caos” del centro.

Fue la familia Peláez quien vivió por varios años en esa casa, después de formar parte del proyecto de construcción, hasta que deciden venderla, no sin antes dejar una insignia de la familia, por lo que plantaron en la parte frontal del jardín de la casa tres palmeras, las cuales representaban a cada una de las hijas.

La enorme casa de la colonia Roma pasó a ser propiedad de la familia Díaz, quienes vivieron varios años ahí hasta el terremoto de 1973. Aunque la casa no sufrió ningún tipo de daño, la colonia en general quedó devastada, fue entonces cuando decidieron mudarse y poner la casa en renta.
Durante la época del gobierno de López Portillo (1976-1982) pasó a ser la sede de las oficinas de la Cineteca Nacional, a cargo de Margarita López Portillo en colaboración con la UNAM. Al finalizar el sexenio, la rentan a la Universidad de Londres, dónde fungió como uno de los campus por unos 28 años.

En el 2013, la Universidad de Londres ya había adquirido diferentes propiedades para sus campus en distintas partes de la ciudad, incluida la colonia Roma, por lo que dejan la casa y por un par de años siguió como propiedad privada.

Y como todo vuelve a sus orígenes siempre, los dueños actuales son la familia Díaz Peláez. ¿Cómo? La hija menor de la reconocida familia Peláez contrajo matrimonio con el hijo de la familia Díaz, quienes habían adquirido la casa después del terremoto del 73.

En 2015, el arquitecto José Manuel Jurado presenta un proyecto a los dueños de la casa, el cual incluía diferentes actividades. La idea era poder abrir esta emblemática casa a toda la comunidad, un espacio que por varios años había sido privado necesitaba ser abierto a todos los vecinos de la colonia para que conocieran su majestuosidad de estilo ecléctico.

Actualmente, en el primer piso y pieza central de la casa podemos observar enormes salones que fungen, principalmente, como galerías que se van rotando mes con mes acompañados de dos restaurantes, “Zutto” y “Manolo y Venancio”, quienes ofrecen gastronomía Japonesa y Española respectivamente; mientras que la gran terraza sirve como un espacio recreativo para diferentes actividades, entre las que destacan fiestas, talleres, presentaciones de marcas, etc.

Junto a la terraza, en el tercer nivel, se encuentra un teatro con capacidad de 50 personas, dónde se presentan obras de teatro y, principalmente, espectáculos de Stand Up; y para cerrar con broche de oro, en la planta baja y jardín principal se encuentra una boutique con piezas únicas de joyería y un espacio de comida gourmet con varias opciones para los food lovers, desde comida típica mexicana, venezolana, francesa, italiana así como una gran oferta en mariscos y postres.

Además, Casa Quimera cuenta con la oferta más importante y extensa de comida vegana en la zona, ofreciendo todo un pasillo de múltiples opciones como tacos, hamburguesas, ensaladas, jugos, postres, comida japonesa entre otros que puedes disfrutar con la mejor compañía porque además es Pet Friendly.

Casa Quimera ofrece un espacio agradable, moderno y sofisticado a todas las personas que gustan de actividades diversas como teatro, música, galerías y buena comida, convirtiéndose en la mejor opción cultural y de entretenimiento en diferentes áreas y siendo actualmente uno de los espacios públicos más importantes de la ciudad.

Related posts