BELLEZA 

Colágeno y Elastina, los Aliados de un Rostro más Firme y Joven

Escuchamos estas dos palabras todo el tiempo cuando hablamos del cuidado de la piel: colágeno y elastina. A medida que envejecemos, ponemos más atención a estas palabras, lo único que hemos escuchado es que tienen algo que ver con la apariencia de nuestra piel.

Pero, ¿qué son estas dos cosas, y cuál es la diferencia entre ellas?

El colágeno es en realidad un grupo de proteínas que se encuentran naturalmente en el cuerpo, principalmente en nuestros tejidos conectivos o “fibrosos”. De hecho, es la proteína más abundante que tenemos, esta representa aproximadamente el 30 por ciento del contenido de proteínas del cuerpo humano.

Ahora bien, los tejidos conectivos los apoyan o conectan con otros tipos de tejidos u órganos en el cuerpo. A estos se les llama “pegamento celular” ya que ayudan a dar a los tejidos su forma y mantenerlos fuertes. El cartílago, la grasa y los tendones son ejemplos de tejidos conectivos. El colágeno también se encuentra en los ligamentos, vasos sanguíneos, huesos, la córnea, y por supuesto, en la piel.

Por otro lado, la elastina es también una proteína que se encuentra en los tejidos conectivos, pero un tipo diferente de proteína que la del colágeno. Tiene la propiedad real de ser elástica. Es responsable de permitir que los tejidos del cuerpo “regresen” a su forma original después de haber sido estirados o contraídos. Por esta razón, a menudo se compara con una liga elástica.

La elastina se encuentra en las paredes de las arterias, en los pulmones, en los intestinos y, por supuesto, en la piel. Por ejemplo, imagina cómo se expanden los vasos sanguíneos cuando la sangre bombea y pasa, pero luego se contrae de nuevo cuando se vacía. Así sucede cuando se estira la piel, pero cuando se suelta, ya no regresa a su forma original. En sí, la elastina es responsable de estas acciones.


Si a menudo escuchamos acerca de estas dos proteínas en el cuidado de la piel es porque trabajan juntas para dar a la piel su forma y firmeza. Ahora bien, si crees que aún no necesitas un tratamiento para tu rosto o simplemente lo consideras un gasto innecesario, no lo pienses más, la crema de noche y de día Pavan’ elle Illumine de Kiotis Paris por Stanhome, te explica cómo funcionan estas proteínas en tu piel.

El colágeno proporciona rigidez, mientras que la elastina permite que la piel se estire -como cuando hacemos una expresión- y luego regresamos a la forma original. Puedes pensar en el colágeno como el marco, dando a la piel su fuerza y fundamento, mientras que la elastina permite a la piel volver a la forma de colágeno después del estiramiento o cambio debido a las expresiones.

La diferencia que existe entre ambos es que el principal beneficio del colágeno es la fuerza. El colágeno se compone de fibras muy fuertes que tienen una impresionante resistencia a la tracción, y es la base sobre la que la capa externa de la piel está anclada. En el caso de la elastina, no es tan abundante en la piel como el colágeno, pero es fundamental para la función de la piel. Proporciona suavidad y elasticidad a la piel, formando una red tridimensional entre las fibras de colágeno.

Estas proteínas también se encuentran a diferentes profundidades de la piel. El colágeno es abundante en las capas inferiores de la dermis, mientras que la elastina está más en la capa media de la piel.

¿Cómo afectan la apariencia de la piel?

Estas dos proteínas tienen todo que ver con las arrugas y la flacidez, o la falta de ellos. En la piel joven, son abundantes y saludables, y mantienen la piel lisa y tensa. A medida que envejecemos, producimos menos de estas dos proteínas. Además, los daños UV y otros factores alteran a las fibras conectivas en la piel. El colágeno se vuelve más rígido, como una pared de ladrillo que gradualmente se va agrietando y rompiendo. Todo esto da como resultado, un marco más débil para la piel, por lo que se van formado hendiduras, formando así las arrugas. En el caso de las heridas, estas cicatrizan más lentamente y la piel se torna más delgada, provocando vulnerabilidad a los estresores ambientales.

A medida que los cambios relacionados con el colágeno ocurren, también estamos produciendo menos elastina. La elastina que tenemos también comienza a perder su capacidad de retroceder. Imagínate que la liga se estire un centenar de veces, esta comenzará a perder su capacidad para volver a su forma original, quedando permanentemente estirada. Lo mismo ocurre cuando envejecemos. Las fibras de elastina pierden su elasticidad, y la piel no regresa a su apariencia original, lo que da como resultado, las bolsas que vemos alrededor de los ojos, la flacidez en mandíbula y la indeseable papada.

Como podrás darte cuenta, el colágeno y la elastina son dos proteínas esenciales para mantener una piel más firme y llena de vitalidad. La crema Pavan’ elle Illumine de Kiotis Paris por Stanhome brinda doble acción para la firmeza facial. El Colágeno y la Elastina se empiezan a perder a los 25 años, es por eso que se debe empezar a cuidar la piel desde temprana edad para prevenir, el envejecimiento prematuro y líneas de expresión.

Si deseas conocer toda la línea de cremas de Kiotis París, busca a una de las compradoras independientes de Stanhome quien puede ayudarte a seleccionar la crema de día y de noche que mejor se adapte a tu tipo de piel y bolsillo.

Related posts