TURISMO VIAJES 

Cuatro tips que harán más memorables tus vacaciones de verano en Europa

Es oficial, el verano está a la vuelta de la esquina y es la temporada idónea para disfrutar de unas merecidas vacaciones y realizar ese tan esperado viaje a Europa con la pareja, los amigos o la familia.

Para asegurar que ese viaje sea espectacular, Rail Europe, el principal distribuidor de boletos de tren, pases de tren y recorridos por Europa, te da cuatro tips para la planeación de tu itinerario.

Combina destinos clásicos con ciudades poco conocidas Europa es el principal destino turístico del mundo y durante el verano recibe más visitantes que ninguna otra región. La mayor concentración de turistas se ubica en ciudades icónicas como Londres, París, Barcelona, Roma o Ámsterdam.

Netherlands, Utrecht, Oudegracht bij Tolsteegbarriere

Si es tu primera vez en Europa, por supuesto que debes considerar esas importantes ciudades en donde grandes pasajes de la historia han tenido lugar, pero también es cierto que las filas son más largas en las principales atracciones como el Palacio de Buckingham, la Torre Eiffel, la Basílica de la Sagrada Familia o el Coliseo romano.

Por ello, te recomendamos armar un itinerario donde consideres algunos días en un destino icónico, seguido de ciudades más pequeñas y poco exploradas en donde el nivel de turistas es menor y podrás sentirte más cómodo.

Elige el tren como tu principal medio de transporte, para lograr esa mezcla de destinos icónicos con ciudades menos visitadas, sin duda alguna, el tren se convierte en tu mejor aliado porque es el único medio de transporte que te ofrece traslados cómodos de ciudades grandes a ciudades pequeñas.

Sin tener que preocuparte por revisar mapas o estar atento a las señales de tránsito, una vez dentro del tren puedes relajarte en un asiento espacioso, tomar una siesta, leer un libro o hasta caminar a lo largo del vagón y contemplar las hermosas vistas mientras llegas a tu destino.

Algunos ejemplos de conexiones amigables entre ciudad grandes y pequeñas son:

• En tan sólo 2 horas, 16 minutos, puedes viajar de la clásica París hacia la capital del Gran Ducado de Luxemburgo.

• Si te encuentras en Ámsterdam, puedes explorar la encantadora Utrecht, una de las ciudades más bonitas de los Países Bajos. Y lo mejor de todo, a tan sólo 27 minutos por tren.

• De la icónica ciudad de Madrid, puedes viajar a Salamanca en tan sólo 1 hora, 36 minutos, para visitar su hermosa Plaza Mayor y sus dos catedrales.

• Partiendo de la Roma imperial puedes descubrir la vida nocturna y playas vírgenes en la ciudad costera de Bari, a tan sólo 3 horas, 59 minutos de la capital italiana. O disfrutar de un retiro con la pareja en los impresionantes pueblos junto al mar que componen la región de Cinque Terre, a menos de cuatro horas por tren de Milán o de Roma.

Si buscas más inspiración y quieres saber qué ciudades puedes visitar en tren cerca de tu punto de partida, puedes consultar la herramienta del Organizador de Viajes de la página web de Rail Europe que te ayuda a descubrir qué otros destinos se encuentran cerca de tu principal ubicación en Europa.

La sección de Destinos también te será de mucha utilidad ya que ahí ingresas cada uno de los destinos de tu preferencia y podrás revisar una descripción de la ciudad, sus principales atractivos y las conexiones en tren más amigables con las ciudades cercanas.

Recuerda que el tren no sólo te conecta con diferentes regiones o países. Ese medio de transporte es completamente maravilloso porque desde la comodidad de tu asiento puedes apreciar los paisajes y los contrastes, desde las campiñas, las montañas, las playas o los bosques.

Aprovecha las bondades de un pase de ciudad.

La mayoría de las principales ciudades de Europa cuentan con un producto que se conoce como “pase de ciudad”. Estos pases hacen tu estancia mucho más práctica ya que con un solo boleto puedes usar varias veces el sistema de transporte público, como metro y autobuses, sin tener que pagar cada traslado. Con tu pase de ciudad, también cuentas con entradas gratis a los principales museos y lugares de interés.

Para la temporada de verano, el pase de ciudad tiene un atributo muy importante, te da acceso preferencial a las atracciones más destacadas, con lo cual evitas hacer largas filas y aprovechas mejor tu tiempo con tanto por ver y visitar.

A través de la plataforma de Rail Europe, puedes consultar las principales características que cada pase de ciudad te ofrece como la tarjeta London Pass que, además de los beneficios en el uso de transporte público y en el acceso a las
principales atracciones, incluye una guía de Londres de 120 páginas y descuentos en algunos restaurantes, teatros y tiendas de Londres.

Visita destinos del norte de Europa.

Si el sol o el calor extremo no es lo tuyo y quisieras disfrutar de días más frescos durante tu estancia en Europa, es tiempo de incluir destinos del norte de Europa como Inglaterra, Escocia e Irlanda, con una temperatura promedio de 20°C durante el verano.

En ciudades del norte de España, Francia o Alemania puedes disfrutar de temperaturas promedio de 25°C al día.

Y para vivir la experiencia de un clima muy fresco junto con los días con más horas de luz, entonces la región de Escandinavia es tu siguiente parada ya que en algunas ciudades pueden gozar desde 18 horas de luz al día, excelente alternativa para continuar explorando la ciudad. Entre más te desplaces al norte, contarás con más horas de luz al día.

En estas latitudes, Rail Europe ofrece el recorrido “Norway in a nutshell” que combina viajes en ferrocarril, ferry y autobús, a través los espectaculares paisajes noruegos.

Descubre esas magníficas rutas que exploraron los vikingos en tiempos remotos. Ahora sí, con estas cuatro recomendaciones, estás listo para tu gran aventura de verano en el Viejo Continente.

 

Related posts