BIENESTAR 

¿Cómo descansar después de entrenar para aumentar la condición física?

Pasar interminables horas en el gimnasio, en la pista de atletismo o en la piscina, puede parecer que suma a cumplir con tus objetivos de acondicionamiento físico, sin embargo, demandar a tu cuerpo el máximo esfuerzo todo el tiempo puede bloquear su progreso.

fitbit-charge-2_woman_yoga_lifestyle

Estas son las razones:

Cuando entrenas, se generan micro desgarres en las fibras de los músculos, “esto activa una respuesta del sistema inmunológico que inicia un proceso de adaptación y reparación”, explica el entrenador personal certificado Fabio Comana, profesor de la Academia Nacional de Medicina del Deporte de EE.UU. Básicamente, el proceso que hace que tus músculos se reparen en realidad los hace más fuertes, dándote un físico tonificado y atractivo.

Igual que con cualquier forma de curación, el descanso puede ayudar a obtener los mejores resultados. A continuación, ofrecemos recomendaciones sobre cómo obtener el tipo de descanso adecuado después de cada sesión de entrenamiento, para lograr las metas de ejercicio:

Después de un entrenamiento de fuerza:

El día posterior a una fuerte sesión en el gimnasio, es recomendable realizar una caminata ligera de 30 minutos para aumentar suavemente la circulación, o también nadar ligeramente porque pone al cuerpo en un estado de ingravidez, lo que relaja las articulaciones, comenta Jennie Brooks, propietaria del estudio funcional de entrenamiento Longevity Fitness en Charleston, SC. Nadar, también permite una mayor amplitud de movimiento, lo que ayuda a aliviar la tensión después, digamos, de un duro día de sentadillas. “Es importante poner en movimiento ligero los músculos trabajados al día siguiente para aumentar la circulación”, dice Brooks y continúa, “no los descuides, de lo contrario te encontrarás muy adolorido dos días después”.

Después de correr muchos kilómetros:

El día después de correr muchos kilómetros, Brooks recomienda de 30 a 60 minutos de caminata, natación o pilates. “El Pilates es un ejercicio maravilloso porque es suave con las articulaciones y te permite enfocarte en músculos clave para la estabilidad”, comentó. “El Pilates también abre áreas que tienden a apretarse, especialmente en las caderas y la espalda.”

fitbit-charge-2_cognac_breathe_exhale

Después de un paseo retador en bicicleta o una clase de spinning:

De acuerdo con Brooks, cuando se trata de un paseo en bicicleta, una postura correcta y un balance en los músculos es crucial. Para ayudar a mantener el cuerpo en equilibrio, se recomienda realizar yoga o un masaje miofascial (una forma de masaje profundo) el día después de una sesión de pedaleo duro. “Use un rodillo de espuma en los músculos adoloridos para mantener la fáscia (membrana fibrosa de tejido conectivo) que cubre los músculos de ponerse demasiado rígida”, comenta. “Estar sentado en una bicicleta en una posición particular durante un período de tiempo puede causar a la fáscia tensarse. Un rodillo de espuma puede ayudar a prevenir la tensión que se produce.”

Después de nadar:

Al terminar de nadar, es recomendable una sesión de estiramiento, incorporando movimientos dinámicos y estáticos. “Los estiramientos alivian la tensión en los músculos y aumentan su amplitud de movimiento”, finalizó Brooks.

Fitbit puede ayudarte a darte un descanso con las nuevas sesiones de respiración de la App. Tómate dos minutos al día, y sigue las instrucciones en tu dispositivo para alcanzar un descanso mental.

Related posts