GASTRONOMIA 

La riqueza de Yucatán, tradición en el campo y la gastronomía

Miel, carne de cerdo, pulpo, berenjena, naranja, pepino, maíz y langosta, protagonistas de platillos tradicionales y de primeros lugares del ranking de producción a nivel nacional.

Por su ubicación, el estado de Yucatán es privilegiado en la producción agrícola, pecuaria y pesquera; su cultura gastronómica es reconocida en todo el mundo con platillos preparados con maíz, carne de cerdo, cebolla, naranja, lima, miel, pepita de calabaza, cilantro y chiles en fresco y secos.

A nivel nacional, Yucatán es el principal productor de miel con alrededor de 12 mil toneladas al año. La riqueza de este alimento es altamente apreciada en la cocina, principalmente en platillos y bebidas dulces; nuestro país registra un consumo per cápita de 0.2 kilogramos, indican las cifras de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA).

En el sector pesquero destaca como principal productor de pulpo con más de 24,780 toneladas al año; mientras que de carne de ave genera más de 123,264 toneladas; en carne de porcino más de 123,078 toneladas; en huevo más de 80,122 toneladas y de langosta más de 434 toneladas.

Yucatán, estado en el que esta semana realizó gira de trabajo José Calzada Rovirosa, titular de la SAGARPA, es uno de los principales productores de berenjena; a nivel nacional se ubica en el lugar 2 del ranking de producción; en limón en la posición 8; en naranja se ubica en el lugar 6; en papaya en el número 9; en pepino el lugar 7; en toronja y soya en la posición 7.

Son tradicionales platillos como los Salbutes que se preparan con tortilla de maíz frita en aceite o manteca de cerdo, se acompañan de lechuga, jitomate en rodajas, cebolla curtida, carne de pavo o pollo y aguacate, así como los Panuchos, que a diferencia de los Salbutes se sirven en tortilla crujiente rellena de frijoles.

La Cochinita pibil que es carne de cerdo marinada en achiote, jugo de naranja agria y especias envueltas en hojas de plátano, preparado que se cocina en un horno bajo tierra; el Chilmole, en el que los protagonistas son los chiles secos, así como Sopa de lima, Poc Chuc, Queso relleno, Frijol con puerco, Relleno negro y Huevos motuleños.

Entre los secretos de esta cocina predomina el uso de condimentos como el orégano y la pimienta; ingredientes como cerdo, lima, naranja y cebolla; el agua de la región, así como la influencia de la cocina original Maya.

Fuente: Comunicación Social SAGARPA

Related posts